Los cercos de arbustos a menudo se usan para crear vallas naturales, y pueden añadirle un atractivo toque clásico a cualquier jardín. Como el follaje de estas plantas no crece por lo regular siguiendo patrones ordenados, se requiere un gran cuidado y mantenimiento de los arbustos para que mantengan la forma deseada. Si podas con frecuencia suficiente a tus cercos para darles la forma adecuada, podrás asegurar también que tus plantas crezcan saludablemente y adornen exitosamente tu jardín.

 

Dar forma a los arbustos jóvenes

  1. Pódalos sólo ligeramente durante los primeros meses de crecimiento.
    • Los arbustos que recién han sido plantados, con dos meses de antigüedad o menos, sólo requieren que se les dé una forma general, sin la rigidez necesaria para un cerco.
    • Usa unas tijeras de jardinería para cortar los arbustos hasta una altura aproximada de quince centímetros. No debes preocuparte por que estén perfectamente alineados en su parte superior; basta con que los hayas podado de manera uniforme.

  2. Al final de la primera temporada de crecimiento, mide la altura absoluta de los arbustos.
    • Es un proceso muy sencillo para el que sólo necesitas una cinta métrica. Mide la altura desde la base de los arbustos hasta su punto más alto.

  3. Dale forma de nuevo a los arbustos al comenzar la segunda temporada de crecimiento.
    • En la primavera siguiente a la primera temporada de crecimiento de los arbustos, se deberán tomar más medidas para darles forma. Toma de nuevo la altura de tus plantas, y recórtalas a la mitad de sus dimensiones actuales. Puedes hacerlo sin preocuparte mucho por la simetría.
    • Asegúrate de completar el proceso antes de que los arbustos empiecen a florear.
    • Como medida adicional, en esta segunda temporada puedes dar forma ligeramente a los costados de los arbustos. Usando unas tijeras grandes de jardinería, recorta un poco el follaje que sobresalga a ambos lados de las plantas; concéntrate en las ramas más obstinadas y desviadas, sin podar más de la cuenta.

  4. Prepara a los arbustos para la tercer temporada de crecimiento.
  • Al comienzo de la tercera temporada, repite el proceso descrito un paso más arriba: recorta la altura de los arbustos a la mitad de la medida que tomes antes de empezar. Necesitarás recortar bastante más los costados de los arbustos en esta ocasión.

    Consejos

    • Cuando estés podando un cerco en sus costados, quizá debas mover las estacas varias veces para asegurarte de que le estás dando el ancho adecuado en cada parte de toda su extensión. Esto es especialmente útil para cercos que son muy largos, en los que la referencia de las estacas para recortar el follaje saliente puede perderse si te alejas de ellas.
    • Los cercos de arbustos maduros requieren ser podados al menos una vez cada temporada de crecimiento. Más cuidados y recortes pueden ser necesarios de acuerdo al caso específico de los arbustos que se estén manteniendo.

    Cosas que necesitarás

    • Estacas de madera para jardín
    • Cuerda delgada o estambre
    • Cinta métrica
    • Podadora eléctrica para arbustos